Tus brazos siempre se abrían cuando quería un abrazo.
Tu corazón comprendía cuándo necesitaba una amiga.
Tus ojos tiernos se endurecían cuando me hacía falta una lección.
Tu fuerza y tu amor me guiaron y me dieron alas para volar.

Participa en la conversación

1 comentario

  1. A unos días que llegue Adriana, pero sin duda volveremos a elegirte para sus primeras fotos, mi niña no podría tener otro fotógrafo, el trato , el cariño y con la atención que nos atiendes.
    Unas fotografías preciosas. Gracias.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: